fbpx

Hace muy poco, llegó a FourCosmetics una nueva firma que personalmente me tiene enamorada. Honestamente, he de confesar que no la conocía en absoluto hasta que Olga me contó su intención de traerla a la tienda. Activé mi modo “Equipo de investigación” en cuestión de milésimas de segundo y me puse al día con la marca y fue ahí cuando surgió el flechazo con Jane Apothecary, no solo por su packaging que me parece tan delicado como bonito, sino por la historia que hay tras su nacimiento. Y como ya saben que compartir es de guapas, les voy a contar toda la información recopilada en mi inmersión.

Detrás de Jane Apothecary está Elena Padilla, valiente, murciana y bióloga y experta universitaria en cosmética y dermofarmacia con más de diez años de experiencia en el mundo de la cosmética. Elena vivió una revolución con su piel, tal y como nos ha pasado a muchas, que cuando ya creíamos que los problemas de la piel propios de la adolescencia habían quedado atrás,  estos vuelven con más fuerza que nunca en la treintena, y es entonces cuando nos hacemos mil preguntas y nos encontramos totalmente perdidas.

Ante este maremágnum, Elena descubrió en la cosmética natural la solución a los problemas que estaba presentando su piel: acné, rojeces, deshidratación, descamaciones, piel sensible, reactiva… Seguro que a muchas de ustedes, les suena este cuadro. ¡A mí me suena más de lo que me gustaría! Además, toda esta situación se puede ver agravada por otros factores como una alimentación inadecuada, estrés, contaminación, clima, cambios hormonales… Venga, que levante la mano toda aquella que se sienta identificada.

Y es así como nace Jane Apothecary, una firma que cuenta con cuatro productos destinados a cuidar, calmar y mimar la piel de mujeres de más de treinta años que persiguen una piel sana, bonita, jugosa y además, prevenir el envejecimiento.

Los productos Jane Apothecary están elaborados de manera artesanal, en pequeños lotes, y son 100% naturales…hechos con mucho amor, dedicación y buen gusto. A continuación, les cuento un poco de información acerca de estos cuatro productos, aunque en realidad, como ya verán ahora, es alguno más.

Es un tratamiento concentrado en extractos botánicos calmantes y antioxidantes  que potencian  la luminosidad e hidratación de las pieles sensibles. Actúa sobre rojeces, eczemas y tono apagado devolviendo a la piel su equilibrio natural.

Está elaborada con extractos de peonia, jengibre, té verde y manzanilla  infusionados en hidrolatos de rosa y hamamelis. De este modo pueden penetrar en las capas más profundas de la piel, activando los procesos naturales reparadores y antioxidantes.

La peoniflorina presente en la peonia es un potente antioxidante, calmante  y antiinflamatorio que activa la circulación mientras que el jengibre mejora el tono de la piel, gracias a una ligera y suave acción exfoliante.

Contiene aceite de comino negro, muy rico en timoquina, un antiséptico natural con propiedades antiinflamatorias y reparadoras, que fortalece los tejidos y minimiza la sensibilidad de las pieles irritadas y dañadas.

La aplicación de esta esencia tras la limpieza facial, equilibra el pH de tu piel, creando las condiciones óptimas para que ésta reciba de forma efectiva los nutrientes de tus sérums, cremas o aceites potenciando su efecto y absorción. El resultado es una piel renovada, hidratada y jugosa, con un resplandor natural.

Contiene aceites esenciales de lavanda, romero, naranja dulce y geranio adecuados para pieles sensibles, que contribuyen a minimizar la apariencia de los poros y que junto a los hidrolatos, le aportan su especial aroma a naturaleza.

Personalmente, recomiendo aplicarlo directamente con las manos. Vertemos un poco de producto sobre la palma de la mano lo trabajamos un poco friccionando y aplicamos sobre el rostro con ligeros toques. Es la manera en la que más vas a aprovechar esta esencia. Este producto es una auténtica joya.

Sérum hidratante y calmante de elaboración artesanal con siete aceites vegetales antioxidantes, extracto de manzanilla y aceite esencial de lavanda y pomelo.

Está indicado para pieles con tendencia a acné, rojeces, rosácea y deshidratación.

Tras las primeras aplicaciones, la piel recupera su nivel óptimo de hidratación y se encuentra más jugosa y luminosa gracias al extracto de regaliz. Las rojeces se atenúan, y la piel está más calmada y suave.

El Sérum Reparador Jane Apothecary es un tratamiento ultra eficaz y definitivo para tratar la delicada zona del contorno de ojos y labios.

Tras su aplicación notas mucha luminosidad, el contorno de ojos hidratado y con una gran sensación de confort.Previene y trata la formación de bolsas. Con su uso continuado las arrugas se atenúan y el contorno de labios está más firme y suave.


Es adecuado para las pieles más sensibles y reactivas.

Bálsamo limpiador calmante con manteca de karité y cacao, extracto de aloe vera y manzanilla y aceites esenciales de lemongrass, naranjo, petit grain, tomillo blanco y lavanda.

Especialmente indicado para pieles sensibles y/o reactivas con tendencia a rojeces y deshidratación, pero todas las pieles pueden beneficiarse de sus propiedades hidratantes, protectoras y calmantes. La piel queda perfectamente limpia, fresca e hidratada, en calma.

Está acompañado de una toallita de algodón orgánico para facilitar la retirada del producto. Te aconsejamos lavarla antes de su uso, admite 40º en lavadora.

Llevo una semana utilizándolo y tengo que recomendarles que usen mucha menos cantidad de la que creen que va a necesitar, porque cunde muchísimo más que cualquier otro bálsamo que hayan utilizado, así que les recomiendo que en los primeros usos vayan muy poco a poco con la cantidad de producto que vayan a utilizar. Siempre será mejor coger dos veces que pasarte y desperdiciar tal tesorito.

El pack de minitallas perfecto para descubrir Jane Apothecary, para una escapada, viaje, o regalar  a una chica Jane.

Contiene el sérum  Hydrating & Soothing Sérum de 5 ml, Soothing Cleansing Balm de 25 ml y la exclusiva toallita de algodón orgánico Jane Apothecary.

Viene presentado con mucho mimo en una cajita con su prospecto para que hagas un ritual de belleza completo.

Como ven, es una marca que no solo entra por los ojos con su atractivo packaging, sino que además, desde que conoces un poco sobre sus productos ya resulta muy difícil resistirse a ella. Una marca respetuosa con tu piel, pensada para unos problemas concretos pero muy comunes. Créanme si les digo que la rutina con Jane Apothecary es una auténtica experiencia sensorial. Sí, están en lo cierto, yo ya caí en las redes de Jane.

Un abrazo apretujado.

Claudia.

WhatsApp chat